En la fracción de resto no selectivo depositamos materia orgánica doméstica y residuos que no se pueden lanzar a los contenedores de recogida selectiva. Residuos que necesitan un tratamiento particular se llevan al ecoparque.